immaculate-conception

¿Qué es la inmaculada concepción?

Aunque muchos católicos conectan la historia del evangelio de la anunciación con el término inmaculada concepción, la doctrina se refiere a algo diferente.
Translations

En el evangelio de Lucas, un ángel visita a una joven en Nazaret llamada María y le pregunta si dará a luz al Mesías. María dice que sí. Entonces, ¡listo! María queda embarazada de Jesús. Esto se conoce como la inmaculada concepción, ¿verdad?

Incorrecto. Aunque muchos católicos conectan esta historia en el evangelio de Lucas con el término inmaculada concepción, la doctrina misma se refiere a algo diferente. Todavía se refiere a María, pero no se trata de cómo María quedó embarazada de Jesús. Se trata de cómo la madre de María quedó embarazada de ella, considerada inmaculada por no haber transmitido el pecado original.

En el siglo XIX, la iglesia enfrentó un dilema teológico. Si san Agustín y los subsiguientes milenios de tradición tenían razón en que las relaciones sexuales transmitían el pecado original, entonces María, mientras estaba en el vientre, estaría manchada por el pecado original. Si María estaba manchada por el pecado original, entonces no podría haber llevado en su seno al Hijo de Dios sin pecado, sin exponerlo al pecado original. Y si Jesús nació con el pecado original, entonces no podría servir como el sacrificio apropiado en la cruz para expiar a un mundo herido, como lo exige la teoría de la expiación de san Anselmo, que guió la lógica de muchos teólogos del siglo XIX. Entonces, si Jesús estuvo expuesto al pecado original, no habría posibilidad de salvación para la humanidad.

En lugar de revisar la doctrina del pecado original, el Papa Pío IX y sus teólogos propusieron otra solución: la inmaculada concepción de María. Al hacer esto, protegieron la impecabilidad de Jesús, y por lo tanto la posibilidad de salvación para la humanidad, y elevaron aún más a la más venerada y amada de todos los santos: María de Nazaret. Además, en un contexto en el que muchos de los líderes europeos de la iglesia se sintieron atacados por la Ilustración y las herramientas intelectuales de la razón moderna, no tuvieron que ceder terreno a la lógica racional del modernismo que luego fue condenada en 1864 por El Syllabus de Errores de Pío IX.

Por lo tanto, el Papa Pío IX declaró la doctrina de la inmaculada concepción en su constitución apostólica de 1854 Ineffabilis Deus (Dios Inefable). Más tarde, se incorporó a la declaración de infalibilidad papal del Concilio Vaticano I en 1870. Es una de las dos únicas enseñanzas declaradas ex cathedra, o infalible, por un papa. El otro es la asunción corporal de María al cielo que fue declarada por el Papa Pío XII en 1950.

Advertisement

Hoy, los católicos recuerdan que María concibió a Jesús por obra del Espíritu Santo. El valiente asentimiento de María a un extraño embarazo y su sí a Dios y al plan de Dios son importantes para conmemorar y venerar, pero la doctrina de la inmaculada concepción no se refiere al embarazo de María con Jesús. Se refiere a cuando María misma fue concebida por sus padres y Dios intervino para detener la transmisión del pecado original.


Esta columna apareció en la edición de abril de 2020 de U.S. Catholic (Vol. 87, No. 4, página 49).

Imagen: Wikimedia Commons/Cégep de Granby Haute-Yamaska, Mural of the Immaculate Conception

Este artículo también está disponible en inglés.

Advertisement